Quiero tener la VALENTÍA para perdonar.

Y para Olvidar.

Para cambiar de página y comenzar todo de nuevo.

Para abrir los ojos  de verdad.

Para ver en las cosas simples los verdaderos milagros.

Para  aceptar que sí puedo, sólo que tengo miedo, y que los “hubiera” no existen.

Qué los verdaderos amigos están siempre, aunque estén lejos,  solo están.

Qué la fábula de la felicidad  eterna nos la vendieron los que no quieren que nos demos cuenta de los momentos en que sonreímos.

Quiero tener la valentía, para saber qué cuando alguien no es sincero, debo alejarme aunque duela.

Que a la  final las palabras son palabras. Y el que las usa poco, las usa con razón, sintiéndolas.

Y él que las usa mucho, tal ves te de las que le sobran.

Quiero tener la valentía para enfrenarme al día en piense…  ¿si esto es tan superficial, por qué lo sigo haciendo?

Que ya el papel de víctima se quedó para los cuentos épicos.

Hay mucha diferencia entre tolerante y complaciente. Quiero tener la valentía para saber que he sido un  poco las dos. La primera es mi mayor virtud. La segunda hizo que las personas me crean un objeto que poseen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: